viernes, 27 de noviembre de 2009

Momentos

¿Porqué no puede haber alguien que se enamore de mí y yo de él?

El amor solo funciona de forma reciproca, no importa cuánto te enamores de una persona, no importa cuánto sufras, no importa si tu mundo se derrumba solo por pensar en él, tampoco importa mucho si no piensas más que en él. Todo esto deja de ser importante si él no hace lo mismo, si no es reciproco.

Y es entonces es cuando piensas que todo lo que haces, todo lo que sufres es inútil y patético. Que la otra persona ni siquiera levanta la mirada por ti, no se interesa y no formas parte de su vida. No estás presente en esa personas ni siquiera 1% del tiempo. Mientras él consume el 100% de tu vida.

Y entonces “el tiempo pasa incluso aunque parezca imposible, incluso a pesar de que cada movimiento de la manecilla del reloj duela como el latido de sangre debajo de un moretón…”

============================================================================

Me despierto sintiéndome el más inferior de los inferiores. El más raro de los raros. Porqué a mi me gustaría que él me hiciera caso, y él es mas heterosexual que ningún otro.

Me pregunto porque no me gusta alguien del ambiente, porque tengo que ser raro entre los raros? Porqué me atraen los que no deberían? Porqué?

Y entonces me encuentro en un vacio, en donde no hay nada para mí, en donde no hay luz. Me siento como en un inmenso cuarto vacio, negro hasta calar, y la única luz la emano yo mismo. Pero esa luz es cada vez más débil. No se alcanza a ver el límite del cuarto, solo veo oscuridad sin límite, no importa cuánto me mueva no hay salida.

Y me despierto en la ruidosa vida real, e intento encontrar un amorío de esos sin sentido, para al fin tener esa sensación de no ser tan virgen, de encajar un poco en la sociedad, pero no encuentro nada y siento que eso no va conmigo.

Entonces me sumerjo en mis pesadillas en vida: mis pensamientos, mis reflexiones.

Me duele el pecho, me sofoco, me hiero. Y ese idilio nunca llega…

Y todo se convierte en algo sin sentido, la escuela, las amistades vacías, el camino a casa, mi carro, los libros que leo. Y me refugio en el trabajo, en el esfuerzo, en el pensamiento de algún día alcanzar el éxito profesional, pero ese refugio solo es momentáneo. Alcanzadas las metas, con quien las compartiré? Seguro contigo no…

Soy egoísta? Soy superficial? Soy quejumbroso? No dejo huella de mi paso por el mundo? Soy mala persona? No hago que las cosas sucedan?

Las respuestas son SI a todo, si el si es lo que quieren oír y NO si es lo que quieren. Para mí eso no tiene sentido y tampoco respuesta.

Un abrazo (de esos que necesitamos cuando no vemos la salida)

D.

4 comentarios:

Alimatou dijo...

Querido D.

Siempre me ha parecido muy sugerente la imagen de perfil, ese pie arqueado, tan bien puesto, tan sensual a la vez que inocente y juguetón. Pero ahora, después de leer lo que sientes, tengo que decirte que además, he deseado poder conocerte en la vida real, que fueras el chico que está ante el computador de al lado, y pudiéramos conocernos y compartir ese amor que queremos dar. Porque, aunque a veces lo pensemos, no caminamos por la vida sin dejar huella; porque por la vida caminamos sobre senderos hechos de pieles sensibles y corazones con sangre, es imposible no dejar ninguna impresión en ellos. Unas veces son positivos, y otros no; o incluso, ambas cosas y cautivamos a las personas.

No sabes cuánto te comprendo, pero tranquilo, esa sensación pasa. Sólo tenemos que vivir al día, intentando olvidar que andamos buscando amor, porque hay amor por todas partes y alguna vez no interrumpirá el paso, nos dirá, oye, sé que me andabas buscando, ahora estoy aquí, mirándote. Como yo te he mirado hace un rato, y me he dejado llevar por tu palabras.

La sensación de ser el raro entre los raros es muy común en mí. Ser gay y negro es en cierta forma una doble situación de minoría en muchos lugares. Sin ir más lejos. Este sábado pasado salí con los amigos del ambiente. Entre la borrachera y la tontería, y la sempiterna sensación de que siempre buscamos algo, estuve retozando rato largo con n chico, con el que al final me líe, boca con boca, y por unos segundos, esperé a ver si también producía un escalofrío en mi corazón: no se produjo. Fueron unos besos y unas caricias, no más. Pero, y esto es lo raro, resultó que el mejor amigo de mi espontáneo amante era una especie de racista o algo muy cercano. Le dijo que no entendía cómo se podía liar con un negro, que él nunca podría pasar por alto la diferencia de color, no lo podía superar jamás. Y, valiente él, me lo dijo, con más o menos matices. Y, con suma tranquilidad, le dije que tenía un problema que tenía que resolver. Y esto, en un lugar de ambiente, para que veas...

Y lo peor es que esto me dolió un poco, pero no tanto como el dolor que siento cuando noto que los únicos chicos que me ponen muy muy cachondo y la mayoría por los que suspiro son heteros. Es nuestra vida, creo, y es una suerte de selección natural, creo. No pueden gustarte todos los seres humanos, ni pueden ser todos asequibles para ti y para mi. Amigo mío, espero haberte ayudado en algo con mi anécdota. Espero que algún día encontremos lo que andamos buscando, pero mientras tanto, no hay que dejar que la lluvia nos moje la cabeza y nos humedezca el espíritu. Una sonrisa dice mucho y comunica más que nuestras palabras. Besos enormes y gracias por tus palabras.

alex dijo...

Algunas veces me siento igual que tu, que no hay nadie que se enamora de mi, que no habrá ningún chico que se fije en mi y pueda sentirse cercano y mi, pero eso es cuestión de tiempo cielo. Me he dado cuenta que un día si que llegará esa persona, ese chico que me guste y que yo le guste.

He aprendido a vivir el día a día, y sobre todo a ser yo mismo y salir esperar a que venga esa persona, que estoy convencido llegará.

Un beso cielo

s david guzmán s dijo...

Creo, perdon, que te estas ahogando en un vaso de agua, la vida, aun sin novio es bellicima. A mi tambien me ha pasado eso de enamorarme de un hetero, y creeme que no es una buena eleccion, te gusta lo prohibido, y cuesta aceptarlo y hacerlo pero es necesario, en caso de que el hetero te pele y se enamore dejará de serlo y te va a dejar de gustar, te lo juro$ solo que somos mártires. Ademas, las cosas y la vida empiezan en la mente, de alli se empieza a vivir, decidelo.

A mi hace mucho me hace falta querer a alguien y viceversa, pero se que es mi culpa.

No se me aguite, de todos modos la vida sigue siendo hermosa.

Anónimo dijo...

Ok, yo creo que eso es uno de los peores sintomas del amor!, no tengo mucha experieancia y yo al igual que tu, estoy desesperada en la busqueda de alguien que acepte el reto de conocerme como en verdad soy, y que no sea siempre yo la que tenga que conocer en verdad a esa persona.
A cierto punto es cansado o aburrido, conocer en verdad a las otras personas, pero que ellas no te conozcan a ti. No me refiero que yo sea cerrada, pero se cuando tengo que abrirme a alguien que pueda apreciarlo.
yo tambien tengo firme la idea que esa "alguien" que se interese en nosotros llegara!
y creeme el hecho de que no tengas a alguien a quien amar no significa que eres un tipico chico virgen.
Debes verle el lado bueno, el hecho de que no les importes, no significa que es porque no eres interesante,, al contrario, ellos no se dan cuenta de a quien tienen delante.
Por eso amigo mio, no te menosprecies, todos somos diferentes mundos, lo unico que queremos es buscar a un pequeño viajero que entre en el!